Llámanos 55 8400 9435

Terminé de pagar mi casa, ¿Ahora qué sigue?

Antes que nada, ¡Felicidades! Siempre es un placer enterarse de que alguien ya terminó de pagar su hogar, pues implica un esfuerzo constante y significativo, un compromiso cumplido.

Aparte de celebrar contigo este gran logro, en Cygnus Metepec queremos que no olvides los últimos pasos para cerrar por completo el ciclo de compra, y claro, tener opción de empezar un nuevo proceso si así lo decides.

Trámites finales

Dar la última mensualidad de tu crédito (o pagar anticipadamente) no es el fin del proceso, es más bien el inicio de los trámites de cierre. Así como hiciste una serie de trámites y firmaste varios documentos para iniciar tu hipoteca, así mismo tocará terminarla. A grandes rasgos, los trámites a realizar son los siguientes:

  • Obtener un Estado de Cuenta en ceros. Este documento se genera en automático por parte de la institución de crédito, pero no siempre te lo hacen llegar, así que recomendamos que lo solicites y lo guardes como parte de tu expediente.
  • Cancelar los cargos automáticos. En la mayoría de créditos bancarios, existe una cuenta de débito en la cual se domicilia el cobro de tu hipoteca, por lo cual debes asegurarte que, una vez terminados los pagos, quede cancelada también la domiciliación.

Crédito Infonavit

En el caso de créditos Infonavit, debes acudir con tu patrón y presentarle tu Aviso de Suspensión de Descuentos, el cual puedes descargar desde Mi Cuenta Infonavit. Si no entregas ese aviso, tu patrón seguirá descontándote de la nómina.

Crédito Fovissste

En el caso de Fovissste, puede tardar un tiempo en reflejarse la cancelación de crédito en sistema, por lo cual es posible que te cobren algunos pagos de más. Mantente atento a tu nómina, para que en caso que haya cobros adicionales puedas solicitar la devolución.

  • En su caso, cancelar la cuenta de cobro. En ciertas ocasiones es necesario abrir una cuenta de débito donde se depositen los recursos para realizar el pago inicial a quien le compramos la vivienda, y realizar los pagos subsecuentes de la mensualidad. Si ya terminaste de pagar tu crédito, puedes optar por mantener esta cuenta abierta o cancelarla.
  • Solicitar tu carta de liquidación. Debes acercarte a la institución que te otorgó tu crédito y solicitar una Carta de liquidación, es decir, la carta que avala que terminaste de pagar tu vivienda.
  • Solicitar tu cancelación de hipoteca. Con la Carta de liquidación que te otorgue tu institución de crédito, debes acercarte a la notaría de tu elección y solicitar que te realicen tu Cancelación de Hipoteca.

Una vez que finalices estos pasos, podrás tener la certeza de que la vivienda es completamente tuya, y podrás disponer de ella de la forma que mejor te parezca.

Algunas opciones después de pagar

La mayoría de las personas que compran una vivienda lo hacen para satisfacer una necesidad básica, que es la de tener acceso a un hogar para ellos y su familia. Sin embargo, una vez que contamos con esa primer vivienda sin adeudo, tenemos la opción de considerar una segunda compra, la cual podemos manejar de varias formas:

  • Mejora de vivienda. Podemos optar por buscar una nueva vivienda que se adapte más a nuestro estilo de vida actual.
  • Vivienda menor. Podemos desear cambiarnos a una vivienda menor al a que adquirimos, ya sea por temas de costo, por ubicación, por tamaño, etc.
  • Vivienda a tu gusto. Existe la posibilidad de adquirir (con o sin financiamiento) un terreno y construir una vivienda “a la medida” de nuestras necesidades. En estos casos hay que contar con especialistas que nos apoyen a diseñar y ejecutar nuestro proyecto.
  • Vivienda para inversión. Este es uno de los destinos más utilizados en una segunda compra. Muchas personas se sienten a gusto invirtiendo en Bienes Raíces, pues es una de las mejores y más estables inversiones a mediano y largo plazo.
  • Vender para comprar. En algunas ocasiones, los propietarios deciden vender el bien que acaban de pagar para comprar algo nuevo, pudiendo caer en cualquiera de las clasificaciones anteriores:
    • Pueden vender la vivienda actual y comprar una mejor vivienda, dando un enganche y obteniendo un crédito para cubrir el resto.
    • Pueden vender la vivienda actual, adquirir una nueva vivienda de menor costo y conservar el dinero ahorrado en una inversión tradicional.
    • Pueden vender la vivienda actual, adquirir una nueva vivienda de menor costo e invertir en otro(s) bien(es) inmueble(s). Se puede optar por una inversión pasiva (únicamente esperando plusvalía natural) o por rentar la(s) vivienda(s) de inversión.
    • Pueden vender la vivienda actual para comprar el nuevo terreno y construir, con la desventaja de que se tendrá que buscar un lugar de residencia temporal en tanto el nuevo proyecto quede terminado.

Te recomendamos siempre apoyarte de un asesor inmobiliario profesional, que te apoye a analizar tus opciones de la mejor manera, y a decidir lo más conveniente para ti y tu familia.

Cierra el círculo

Si sigues los pasos de este artículo, confiamos en que muy pronto tendrás todo en regla con tu nuevo hogar. Nuevamente te felicitamos por tan tremendo logro.

Y si te interesa optar por una segunda inversión en Bienes Raíces, acércate a nosotros y te asesoramos con gusto para que tomes la mejor decisión.

Hasta la próxima.

Scroll al inicio